En la Mancomunidad del Sur no podíamos dejar pasar este día tan significativo que nos recuerda la imporante labor medioambiental y social que llevamos a cabo. Retos como el de la concienciación ciudadana y los avances en los procesos de tratamiento y eliminación de residuos forman parte de nuestras motivaciones para conseguir un mundo ambientalemente mejor.

El origen de este día de celebración se remonta a 1998 cuando la UNESCO declaró el 17 de Mayo como el Día Mundial del Reciclaje. Una oportunidad para recordar la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar, que busca promover entre los ciudadanos una mayor responsabilidad sobre su comportamiento ante los desechos que generan y dañan el medio ambiente.

Por todos nosotros es bien conocido el símbolo del reciclaje, un triángulo formado por tres flechas donde cada una representa uno de os pasos del proceso de reciclaje: "Recogida" de materiales para reciclar, el proceso mismo del "Reciclaje" y la compra de estos "productos Reciclados", de manera que el sistema continúa una y otra vez, de forma cíclica. El origen del símbolo va unido a Gary Anderson, un joven estudiante de arquitectura de la Universidad de California del Sur que fue ganador de un concurso de diseño organizado por la Container Corporation of America (CCA) como parte del primer Día de la Tierra el 22 de abril de 1970, basándose en el Círculo de Möbius.

Banda de Möbius cuyos extremos se han ido girando

Dibujo original de Möbius procedente de sus notas no publicadas (1858)

Símbolo internacional de reciclaje

La Ley 22/2011, del 28 de Junio, nos define el "Reciclado" como, toda operación de valorización mediante la cual los materiales de residuos son transformados de nuevo en productos, materiales o sustancias, tanto si es con la finalidad original como con cualquier otra finalidad. Incluye la transformación del material orgánico, pero no la valorización energética ni la transformación en materiales que se vayan a usar como combustibles o para operaciones de relleno.

Por tanto, debemos recordar que el reciclaje conlleva un gran número de ventajas y beneficios, tales como:

- La reducción o eliminación del volumen de residuos en vertederos.

- Disminución de la extracción de nuevas material primas, conservando más nuestro entorno, y consiguiendo un ahorro importantísimo de consumo energético y emisiones de gases de efecto invernadero.

- En nuestro hogar, reciclar residuos orgánicos o inorgánicos puede tener un sinfín de usos a nivel funcional, decorativo o incluso artístico, por lo que también ahorramos dinero, y a su vez se produce y se contamina menos.

- El reciclaje está dentro de la Economía verde, sector que en su totalidad daría empleo a más de 140.000 personas en los años de crisis que estamos sufriendo.